Autobus del Aeropuerto de Bilbao

Los aviones del aeropuerto de Bilbao ya despegan desde Bizkaibus. El servicio foral de transporte ha colocado en el interior de los autobuses que cubren la línea entre Termibus, en Bilbao, y la terminal aérea de La Paloma, en Loiu, los monitores donde los viajeros podrán observar en directo la previsión de los vuelos que saldrán en las siguientes horas desde las pistas bilbainas.

El nuevo servicio para los usuarios de la línea se ha instalado en los todas las unidades de la A-3247 que con una frecuencia de 20 minutos conecta el centro de la villa con el aeropuerto.

La iniciativa es fruto de una idea que ha partido de la dirección de Aena para evitar intranquilidad a sus usuarios. Jesús Garay, director de la infraestructura, asegura que este nuevo servicio "va a posibilitar que los usuarios tengan información de primera mano en todo momento y sabrán si su avión sale a la hora o si hay retrasos, con lo que no tendrán que andar agobiados y podrán venir más tranquilos al aeropuerto".

Fuentes del Departamento de Transportes y Urbanismo de la Diputación, responsables de colocar los monitores, han indicado que "supondrá para los viajeros un añadido que mejorará nuestro servicio". Desde que la unidad salga de la estación inicial de Termibus hasta que el autobús llegue a su parada última frente a la zona de salidas en el aeropuerto, los viajeros podrán ver en directo el estado del vuelo que van a tomar, si está en hora o retrasado, y su puerta de embarque de forma que desde el inicio de su viaje en Bizkaibus pueda conocer si llegan con tiempo a su destino fuera del País Vasco.

Para el viaje de vuelta, ya que no es necesaria aportar esa información del aeropuerto, la dirección foral de Transportes ha decidido aprovechar el escaparate televisivo para emitir un reportaje sobre las excelencias turísticas de Bilbao y Bizkaia.

No hay que olvidar que una mayoría importante de los usuarios de la línea A-3247 que conecta con La Paloma son turistas que llegan al territorio para pasar unos días en Bilbao y el resto del territorio. La duración del vídeo es de diez minutos, más o menos el tiempo que el autobús tardará en su viaje hasta tomar los túneles de Artxanda y salir al puente de La Salve. De esta forma, una vez terminadas las imágenes de promoción verán de forma real uno de los atractivos para los visitantes, el Museo Guggenheim, antes de entrar en las calles de la capital vizcaina.

FUENTE Y FOTO: Deia