Desfibriladores del Aeropuerto de Bilbao

El Aeropuerto de Bilbao ha puesto en servicio ocho desfibriladores en el edificio terminal, una iniciativa que, además de mejorar la calidad de la atención sanitaria, supondrá una garantía de asistencia rápida y vital para cualquier pasajero que pudiera sufrir una parada cardiorrespiratoria.

Los desfibriladores semiautomáticos están convenientemente repartidos entre las zonas de salidas, llegadas y embarque de pasajeros, para que la distancia desde cualquier punto a una de las columnas sea inferior a 120 metros. Empleados del aeropuerto, que trabajan cara al público, han recibido la formación necesaria para utilizar los desfibriladores.

Cada desfibrilador instalado en el aeropuerto contiene un set de ayuda para la resucitación cardiaca que puede ser utilizado por personal no sanitario. Mediante la conexión telefónica se alerta automáticamente a la oficina de Operaciones del aeropuerto, que a su vez activa el Protocolo de Emergencia Médica y avisa al Servicio Médico.

FUENTE Y FOTO: AENA