Air Nostrum Bilbao

Sondika gana cada vez mas enteros en los planes de Air Nostrum de trasladar a la vieja terminal vizcaína su sede tanto operativa como social, que desde hace 18 años se encuentra en el aeropuerto de Manises. Así lo dejó entrever su consejero delegado en un almuerzo-coloquio organizado ayer por la Asociación Española de Directivos en la ciudad del Turia. Carlos Bertomeu destacó el potencial de ingresos por publicidad que ofrece Bilbao, una opción fuera del alcance de la compañía en Valencia tras perder el concurso público para promocionar esta comunidad en favor de Ryanair.

Bizkaia, además, ofrece otras ventajas para la empresa de la familia Serratosa. Bertomeu destacó, en ese sentido, que «la comunidad valenciana ha sido más golpeada por la crisis» que el País Vasco, mientras que «Bilbao presenta un mayor nivel de prosperidad y un tamaño bueno» para mudar la flota y el taller mecánico de mantenimiento de la compañía. Además, no está previsto «en breve» conectar la capital vizcaína con un tren de alta velocidad presente ya en suelo valenciano.

El consejero de Air Nostrum, en cualquier caso, reconoció que la decisión todavía no está definitivamente tomada y que no habría problemas en prolongar su estancia en Manises «si no tenemos todos los elementos bien atados». Entre ellos, concretar la posible amortización de sus actuales instalaciones, así como la inversión necesaria para recuperar la vieja terminal de Sondika tras más de una década sin actividad. Este proyecto ya se puso sobre la mesa en 2002 con un presupuesto de seis millones de euros y la creación de 150 empleos directos.

FUENTE: El Correo